Otro

Anuncio sexista de ramen prohibido y más noticias

Anuncio sexista de ramen prohibido y más noticias


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En Media Mix de hoy, el menú secreto de Paulie Gee, además de que Chobani elimina el sabor de la semilla de cáñamo

Este anuncio de ramen fue prohibido en el Reino Unido.

Echa un vistazo a los titulares que quizás te hayas perdido.

Anuncio de ramen sexista: El anuncio de Internet más reciente de Pot Noodle fue prohibido en el Reino Unido después de que prácticamente comparara a las mujeres con el bocadillo instantáneo de ramen. La "presentación de la mujer en una pose sexual y la comparación descarada con el producto alimenticio fue grosera y degradante", dijo la Autoridad de Normas de Publicidad del Reino Unido. [Grub Street]

Menú secreto de Paulie Gee: El mundo de la comida está plagado de rumores sobre el menú secreto de Paulie Gee en Greenpoint, Brooklyn. [Williamsburg libre]

Fraude de miel de Nueva Zelanda: La Agencia de Normas Alimentarias ha descubierto que se vende más manuka, una miel nativa de Nueva Zelanda, que se produce, lo que significa que algo está sucediendo. [Navegador de alimentos]

Chobani quitando semillas de cáñamo: La Fuerza Aérea prohibió recientemente el sabor Blueberry Power Flip Chobani gracias a las semillas de cáñamo (que podrían cambiar los resultados de las pruebas de drogas), lo que provocó que Chobani eliminara las semillas de cáñamo de forma permanente. [Fox News]


La sorprendente historia del ramen

En su nuevo libro La historia no contada del ramen, George Solt ofrece a los lectores la oportunidad de reflexionar sobre la rica historia de su sabroso tema. Al igual que otras creaciones mestizas del multiculturalismo comestible (piense: pizza, curry y cerveza barata), el ramen es muchas cosas para muchas personas y, en consecuencia, un recipiente eficaz para rastrear los cambios en el comportamiento del consumidor. Solt profundiza en las ramificaciones de la cultura del ramen, pero también se centra intensamente en el plato en sí, que resulta ser sorprendentemente complejo. Estos son los hechos más sorprendentes que Solt, un habitual de Menkui-Tei en Manhattan, descubrió durante su investigación.

La geografía determina el color
El tinte amarillo de los fideos ramen proviene de estar hechos con agua infundida con bicarbonato de sodio ( kansui ), lo que les da su color, textura resbaladiza, aroma y masticabilidad. En general, cuanto más al norte y al este vayas en Japón, más kansui encontrarás en el ramen y más colorido se volverá.

Nadie sabe cuántos años tiene
Como dice Solt, el ramen tiene tres "historias de origen" en competencia que vinculan la fecha de introducción en Japón como 1665, 1884 o 1910. Cada historia relaciona el ramen con un plato principal diferente, pero todas rastrean la receta prototípica hasta un chino. precursor de la sopa de fideos.

El general MacArthur lo hizo popular
El consumo de ramen aumentó en Japón y se convirtió en un símbolo de la cultura comestible del país después de la Segunda Guerra Mundial. Debido a que las autoridades estadounidenses prohibieron la venta de alimentos al aire libre y promulgaron un racionamiento severo después de la guerra, era ilegal comprar o vender ramen (aunque la comida ayudaba a las personas a obtener suficientes calorías para sobrevivir). Como explica Solt, "los puestos de ramen del mercado negro fueron el destino final de una gran cantidad del trigo estadounidense importado a Japón durante la ocupación estadounidense".

Taza de ramen atrapada gracias a un secuestro
El ramen instantáneo fue desarrollado por Ando Momofuku, fundador de Nissin Foods Corporation, en 1958. La espuma de poliestireno "Cup Ramen", lanzada en 1971, recibió una exposición invaluable por cortesía del incidente Asama-Sanso ampliamente televisado, durante el cual representantes del Ejército Rojo Unido tomó como rehén a la esposa de un posadero de Nagano antes de ser abrumado por un equipo de asalto táctico japonés. Tanto los policías como los secuestradores subsistieron durante los diez días de asedio.

A los prisioneros les encanta
El ramen instantáneo es el artículo más vendido en la comisaría de la prisión de Rikers, vendiendo más café, dulces y Coca-Cola.

Hay muchas variedades
Hay 19 estilos regionales oficiales de ramen reconocidos por el Museo Raumen de Japón: Asahikawa, Shirakawa, Kitahaka, Hakata, Yonezawa, Yokohama (es decir, kei), Takayama, Wakayama, Tokushima, Hiroshima, Kagoshima, Sano, Sapporo, Kumamoto, Tokio (Ogikubo) , Kyoto, Hakodate, Kurume y Onomimchi, todos con variaciones en ingredientes, técnicas y terminología. Por ejemplo, las tiendas tradicionales de Tokio usan solo pollo (no huesos de cerdo) para hacer el caldo.

Para acceder a videos de equipos exclusivos, entrevistas con celebridades y más, suscríbete a YouTube.


El nuevo comercial de trajes de baño de Bar Rafaeli era tan sexy que fue prohibido en Israel

Incluso cuando tiene tres meses de embarazo, Bar Refaeli es demasiado sexy para la televisión. Un comercial de trajes de baño que presenta a la modelo con la marca de ropa israelí Hoodies ha sido prohibido en las estaciones de televisión del país por ser inapropiado.

El anuncio realmente solo muestra a Refaeli, quién Tiempos de Israel informa que estaba embarazada de tres meses en el momento del rodaje (ahora está más cerca de los seis), bailando por la playa en traje de baño. Da vueltas en la entrada de una idílica casa en la playa, conduce un bote al agua y devora una paleta de delicioso aspecto.

Algunos de los looks son más reveladores que otros, por supuesto. Los clips que causaron problemas legales incluyen un primer plano del trasero de Refaeli en un traje de baño de tanga y una toma que implica que la modelo no está usando ropa. Los funcionarios israelíes han dicho que se puede permitir que el comercial vuelva al aire después de que se eliminen estas porciones. Incluso entonces, sin embargo, el anuncio solo podrá publicarse después de las 10 p.m.

Esta es la segunda vez que un anuncio de Hoodies protagonizado por Refaeli se mete en problemas. En 2014, se prohibió un comercial en el que aparecía la modelo y un muppet por incluir demasiadas insinuaciones sexuales.

A partir de ahora, el anuncio de 2016 todavía se está publicando en el sitio de Hoodies & # x27 y en las plataformas de redes sociales. La compañía aún no ha indicado si planea editar el comercial basándose en las afirmaciones de & quot; demasiado sexy para la televisión & quot. Hasta entonces, puedes disfrutar de este video de 45 segundos de una Bar Refaeli embarazada bailando en la playa en bikini en todo su esplendor inédito. Prepárese para desarrollar una gran envidia de vacaciones.


& # 8216Ramen Heads & # 8217: Reseña de la película

El documental debut de Koki Shigeno, 'Ramen Heads', se centra principalmente en un chef cuyo caldo funky es famoso en todo Japón.

Personal de THR

  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo sobre correo electrónico
  • Mostrar opciones de acciones adicionales
  • Comparte este artículo sobre impresión
  • Comparte este artículo en Comentar
  • Comparte este artículo en Whatsapp
  • Comparte este artículo en Linkedin
  • Comparte este artículo en Reddit
  • Comparte este artículo en Pinit
  • Comparte este artículo en Tumblr

  • Comparte este artículo en Facebook
  • Comparte este artículo en Twitter
  • Comparte este artículo sobre correo electrónico
  • Mostrar opciones de acciones adicionales
  • Comparte este artículo sobre impresión
  • Comparte este artículo en Comentar
  • Comparte este artículo en Whatsapp
  • Comparte este artículo en Linkedin
  • Comparte este artículo en Reddit
  • Comparte este artículo en Pinit
  • Comparte este artículo en Tumblr

Un debut atractivo que & # 8217s tan obsesivo como suena, Koki Shigeno & # 8217s Cabezas de ramen celebra a aquellos para quienes el plato famoso de Japón no es un simple plato de fideos y caldo. Dedicando la mayor parte de su atención al fanático Osamu Tomita, cuya tienda ha sido nombrada la mejor del país durante cuatro años consecutivos, el documental encuentra a un chef cuya receta extrema no encaja en ninguna categoría existente. Más específico que la mayoría de los documentos gastronómicos, y no la enciclopedia del ramen que pueda parecer, este tendrá mejores resultados en los servicios de transmisión.

El restaurante homónimo de 10 asientos de Tomita se encuentra en Matsudo, aproximadamente a una hora en tren desde el centro de Tokio, y es tan popular que tuvo que inventar un sistema de reserva automatizado para reducir la espera. Aun así, los clientes llegan a las 6:30 a.m. y compran boletos en una máquina expendedora para una comida prepaga más tarde en el día. Nadie se queja, ni siquiera el tipo que informa alegremente que se despierta a las 4:15 para llegar a tiempo.

FECHA DE LANZAMIENTO 16 de marzo de 2018

En el interior, el maestro y mdash que aprendió con la leyenda del ramen fallecido Kazuo Yamagishi y mdash prepara ramen al estilo tsukemen que se dice que inventó su maestro: fideos fríos servidos en un tazón, caldo y otros ingredientes a un lado para mojar. El caldo de Tomita, un líquido espeso que el narrador dice & # 8220 parece un baño de barro & # 8221, se parece poco al que se encuentra en los tazones de otros lugares. Todos los días, el chef mezcla líquido de cuatro lotes, cada uno de los cuales se ha cocinado a fuego lento durante un tiempo diferente, para obtener la & # 8220 densidad de sabor correcta & # 8221.

Cuando Shigeno pide ver la cocina de preparación, Tomita obedece felizmente. Dice que otros chefs que protegen sus & # 8220 recetas secretas & # 8221 en realidad están ocultando el hecho de que no hacen nada inusual. A diferencia de ellos, Tomita arroja de todo, desde cebollas enteras y ajo hasta cabezas de cerdo en sus ollas de caldo, nos muestra tres variedades diferentes de pescado seco, agrega, de tres regiones diferentes, y dice que siempre está buscando cosas nuevas para incluir. Tomando los fideos con la misma seriedad, usa cuatro harinas diferentes para hacerlos y varía las proporciones cada temporada. En busca de la máxima & # 8220 capacidad de sorber & # 8221, los hace extra largos, por lo que no pueden & # 8217t entrar silenciosamente en la boca del comensal & # 8217.

Pasamos aproximadamente la mitad de la película viendo este proceso y viendo cómo funciona la tienda de Tomita. Luego hacemos un recorrido relámpago por la nación y otros estilos de ramen y mdash shio hecho solo con pargo rojo aquí, una tienda rara dirigida por mujeres que ofrece caldo de miso allí, un septuagenario en el mercado de pescado de Tsukiji que, según los informes, hace un volumen más alto que cualquier otro conjunto de ramen. alrededor. En Ramen Fukuju, un lugar antiguo que ni siquiera abre durante la hora del almuerzo, el narrador encuentra poéticamente & # 8220 un ramen que se siente nostálgico, incluso si los recuerdos no son nuestros. & # 8221

Esta gira, y la historia del estilo de los cómics que sigue, tendrían que ser mucho más exhaustivas para saciar a los aficionados al ramen estadounidenses verdaderamente curiosos. Pero ese & # 8217 no es realmente el punto de la película. Pronto volvemos con Tomita, pasando el rato con él en dos de sus días libres, maravillándonos de las prendas ultra caras que usa fuera de la cocina y menos que sorprendidos de que este hombre resuelto muestre dos o tres. otro ramen compra al día cada vez que se aleja del suyo. En sus últimas escenas, la película lo ve formar equipo con otros dos célebres chefs para hacer algo especial para su tienda y el décimo aniversario. La fila se extendía alrededor de la cuadra para esto & # 8220 una vez en un ramen de por vida & # 8221 que parece que valió la pena la espera.

Compañía productora: Netzgen
Distribuidor: FilmBuff
Directora: Koki Shigeno
Productor: Arata Oshima
Director de fotografía: Hidenori Takahashi
Montaje: Junichi Saito
Compositor: Natsumi Tabuchi


12 de los comerciales de Super Bowl más sexistas de la historia

Hay un montón de razones para amar el Super Bowl, y los increíbles comerciales ocupan un lugar destacado en la lista. Sin embargo, la gran cantidad de anuncios al revés dirigidos a los hombres que reducen a las mujeres a los estereotipos sexuales no nos entusiasman exactamente con el gran juego.

Quiero decir, el hecho de que los anuncios del Super Bowl estén principalmente dirigidos a hombres es sexista en sí mismo. ¿Los anunciantes piensan seriamente que los consumidores masculinos son los únicos que ven el Super Bowl? Es un poco estúpido si lo piensas. Las empresas están gastando millones de dólares en publicidad creando anuncios que están alienando a una buena parte de su audiencia. Dinero bien gastado.

El público se ha percatado del sexismo que existe en los anuncios del Super Bowl y se ha resistido durante los últimos años tuiteando #NotBuyingIt y haciendo referencia a algunos de los comerciales más ofensivos. Y las empresas también parecen haberse dado cuenta: la cantidad de anuncios insultantes parece estar disminuyendo e incluso hubo una sobrecompensación en forma de un anuncio bastante sexy de H & ampM David Beckham en 2014, junto con un comercial de Hyundai de 2016 que presentaba un vecindario lleno de gente. con varios Ryan Reynolds.

Pero eso no significa que los anuncios sexistas no sigan apareciendo. A continuación, un vistazo a algunos de los peores comerciales del Super Bowl que hemos presenciado a lo largo de los años.

1. Cure el seguro de automóvil: & # 8220Evite distracciones & # 8221


Simplemente no. ¿Realmente cree esta compañía que su anuncio de 2016 atraerá a cualquiera a comprar su seguro? Un hombre que se mira abiertamente con los ojos a una mujer a pesar de que su padre está muriendo ante sus ojos está mal.

2. Buick: & # 8220She Odelled It & # 8221


Sí, las mujeres son capaces de grandes hazañas de atletismo y mdash siempre que eso signifique que les ganará un hombre para casarse.

3. Pepsi: Britney Spears & # 8217 comercial del Super Bowl de la vieja escuela


2002 fue un gran año para aquellos que todavía estaban enamorados de Britney Spears. Todos pudieron comerse con los ojos a Spears con la barriga descubierta girando alrededor de latas de Pepsi durante un buen minuto.

4. Miller Lite: & # 8220Catfight & # 8221

www.youtube.com/embed/82BNBwck8Zs
En este anuncio de 2003, dos hombres cuentan la historia de dos mujeres que se pelean agresivamente por cerveza en ropa interior, mientras sus mordaces novias miran. Ver a dos mujeres pelear es divertido y sexy, ¿verdad?

5. Bud Light: & # 8220Yoga & # 8221


Porque objetivar a las mujeres durante la clase de yoga es ahora un deporte para espectadores.

6. Teleflora: & # 8220Valentine & # 8217s Day & # 8221

www.youtube.com/embed/utiBTPtCweI
El mensaje de este anuncio lo explica claramente Adriana Lima: Si un hombre le regala flores a una mujer, entonces ella es una cosa segura. La compañía claramente piensa que las mujeres son criaturas simples y delicadas que se ofrecerán sexualmente cuando se les den regalos.

7. Victoria & # 8217s Secret con Adriana Lima

www.youtube.com/embed/YV9GNppZD-Q
Lima está de regreso nuevamente para transmitir otro simple mensaje: ¡Hola chicos! ¡Tan pronto como termine el juego, haz que tu mujer se ponga lencería y tú & # 8217 tendrás sexo!

8. Kia con Adriana Lima y M & oumltley Cr & uumle

www.youtube.com/embed/n7LalezyPI4
Porque las mujeres no tienen nada con lo que soñar que valga la pena además de los arcoíris, las mariposas y nuestro caballero de brillante armadura, mientras que los hombres sueñan con la rudeza general y la sorpresa, sorpresa y mdash de una Adriana Lima semidesnuda.

9. Fiat: & # 8220Seduction & # 8221


Las mujeres vienen corriendo cuando los hombres las miran lascivamente en público según este anuncio. Este comercial refuerza exactamente lo que la organización sin fines de lucro Hollaback intentó refutar en octubre: a las mujeres les gusta que las llamen.

10. GoDaddy: Bar Refaeli & # 8217s & # 8220Big Kiss Perfect Match & # 8221


¿Por qué ella es la & # 8220 sexy & # 8221 y él & # 8217 es & # 8220 inteligente & # 8221? Es posible ser mujer, ser sexy y ser inteligente al mismo tiempo.

11. PETA: & # 8220Veggie Love & # 8221

www.youtube.com/embed/siWWlgDbAgs
Oh, PETA. Tu corazón está en el lugar correcto, pero no.

12. Carl & # 8217s Jr .: Charlotte McKinney All-Natural & # 8220 Demasiado caliente para TV & # 8221


Carl & # 8217s Jr. confía en la creencia de que el sexo vende & mdash bastante literalmente & mdash, ya que usan un modelo apenas vestido para vender una jugosa hamburguesa mientras pasean por un mercado de agricultores. El anuncio de Carl & # 8217s Jr. & # 8217s con Charlotte McKinney era tan picante, de hecho, que fue prohibido antes de que se emitiera el Super Bowl XLIX.

Antes de ir, mira nuestra presentación de diapositivas a continuación.


Anuncio de Heinz prohibido por segunda vez después de comparar lata de frijoles horneados con batido de proteínas

Un anuncio de Heinz que muestra a una pareja que compara el contenido nutricional de una lata de frijoles horneados con un batido de proteínas ha sido prohibido por segunda vez por violar el código publicitario.

El anuncio muestra a un hombre entrando en su cocina después de hacer ejercicio, sacando un batido de proteínas del refrigerador y contándole a su familia sobre su nuevo amor por las proteínas.

Después de describir el batido de proteínas como "sobrealimentado con alto contenido de fibra y mínima grasa", su compañero saca un tazón de frijoles horneados del microondas, con la leyenda en la pantalla que describe el alto contenido de proteína y fibra y el bajo contenido de grasa del Heinz. producto.

Recomendado

La Autoridad de Normas de Publicidad prohibió la versión original del anuncio el año pasado por comparar también los frijoles horneados con un batido de proteínas, antes de que se transmitiera una versión ligeramente modificada en febrero.

Sin embargo, la organización ha llegado a la conclusión de que la versión actualizada del anuncio sigue infringiendo el código publicitario por hacer una afirmación nutricional infundada.

“Consideramos que en el contexto de las declaraciones del hombre, la declaración de la mujer‘ Correcto. Los espectadores interpretarían que solo estamos comiendo algunos frijoles en el sentido de que los frijoles tenían tanta proteína, fibra y grasa como el batido de proteínas que se acababa de mostrar, sobre todo porque inmediatamente después, el texto "Alto en proteínas". Alto contenido de fibra. Bajo en grasa 'apareció junto al cuenco de frijoles ”, afirma la ASA.

Como los consumidores pueden interpretar que el anuncio implica que consumir frijoles horneados puede ser tan nutritivo como un batido de proteínas, la ASA concluyó que el anuncio "no debe volver a aparecer en su forma actual".

Seis recetas de desayuno saludables para probar

1/6 Seis recetas de desayuno saludables para probar

Seis recetas de desayuno saludables para probar

1) Cocine su pechuga de pavo para que esté lista para agregar a la mezcla más adelante. Es mejor asarlo y luego picarlo, ya que es más saludable que freírlo. 2) Mientras tanto, caliente el aceite y agregue la cebolla, el pimiento, la guindilla, los champiñones y el apio a su sartén. Cocine estos durante unos cinco minutos hasta que sus verduras estén suaves y agradables. 3) Batir los huevos y la leche en un recipiente aparte, sazonar con sal y pimienta. 4) Agregue la mezcla de huevo, verduras, pavo cocido y queso a una fuente para hornear de lados altos o molde y cocine en su horno durante unos 15 minutos a 170 ° C.

Seis recetas de desayuno saludables para probar

Seis recetas de desayuno saludables para probar

1) Hierve los espárragos en agua durante unos cinco minutos. 2) Mientras tanto, mezcla los huevos y las claras en una jarra y agrega un chorrito de leche desnatada. Pica algunos pimientos y échalos también. 3) Una vez que los espárragos estén cocidos, escúrrelos y córtalos en trozos más pequeños. Agregue estos a su mezcla de huevo. 4) Batir la mezcla y sazonar con sal y pimienta. 5) Vierta la mezcla en una sartén caliente con una pequeña cantidad de mantequilla o una cucharadita de aceite de oliva de calidad. 6) Cocine la tortilla durante unos 90 segundos a dos minutos. 7) Una vez que la base esté cocida, retire la sartén de la encimera y colóquela debajo de la parrilla durante otros 30 segundos a un minuto para cocinar la parte superior. 8) Sirve con tu salmón ahumado.

Seis recetas de desayuno saludables para probar

Seis recetas de desayuno saludables para probar

Seis recetas de desayuno saludables para probar

Un portavoz de Heinz ha explicado en un comunicado proporcionado a El independiente que la intención del anuncio era explicar el valor nutricional de los frijoles horneados de una manera alegre.

“Nuestro popular anuncio de televisión, 'Bueno sin hablar de eso', simplemente pretendía ser un recordatorio sobre las bondades de los frijoles de una manera humorística que creíamos que cumplía plenamente con los requisitos publicitarios”, dice el portavoz.

“Tras el fallo de la ASA el año pasado, el anuncio fue enmendado y una vez contra Clearcast, la organización que verifica que los anuncios de televisión cumplan con todos los códigos publicitarios en nombre de las emisoras, dio su total aprobación.

Recomendado

"Aunque estamos decepcionados con la decisión de la ASA, no tenemos planes de volver a publicar este anuncio de televisión en particular".

MissFits Nutrition, una marca de proteínas dirigida a mujeres, ha declarado que está de acuerdo con la decisión tomada por la ASA, ya que el valor nutricional de una lata de frijoles horneados no debe equipararse al de un batido de proteínas.

"Heinz no representa completamente su producto con precisión en el anuncio", dice un portavoz de MissFits. El independiente.

"Cada lata contiene 22 g de azúcar. Compare esto con una sola porción de proteína en polvo MissFits que proporciona 0 g de azúcar. Dados los vínculos del azúcar con la obesidad y la diabetes, esta es una omisión importante de Heinz.

Recomendado

"Demuestra la importancia de mirar la parte de atrás de un paquete al recoger un producto y ver el verdadero valor nutricional".

Form Nutrition, una compañía de proteínas que se especializa en proteínas de origen vegetal, agrega que el anuncio no tiene en cuenta los otros elementos incluidos en muchos batidos de proteínas, y dice: "Cuando se comparan los valores nutricionales, hay mucho más que considerar que solo proteínas , fibra y grasa como lo hace el anuncio de Heinz.

"Por ejemplo, no menciona el contenido de azúcar. Los frijoles enlatados a menudo contienen mucha azúcar.

"Algunas de nuestras proteínas también contienen fibra adicional y probióticos para apoyar la salud intestinal".

En 2016, se prohibió otro anuncio de Heinz por temor a que pudiera poner en riesgo la salud y la seguridad de los niños.


La ordenanza de Roma sobre mascotas tiene colas y menea la lengua

En el gran reino animal, la situación de los pequeños peces de colores es especialmente dura. Las diminutas criaturas se recogen en bolsas de plástico y se premian en carnavales y ferias. Están confinados a cuencos donde no pueden hacer nada más que nadar y dar vueltas. Algunos (se ha afirmado) quedan ciegos.

No más. El gobierno municipal de Roma ha entrado en aguas donde pocos ayuntamientos se atreven a pisar. Según una nueva ordenanza, los peces de colores de la ciudad tienen derecho a un acuario adecuado y de tamaño completo, y ya no pueden entregarse como premios de concurso.

Las reglas fueron redactadas por la Oficina de Derechos de los Animales de la ciudad de Roma. El estatuto de 59 puntos que ordena un mejor tratamiento para todas las mascotas, desde gatos y perros hasta pájaros y lagartijas, fue aprobado por el Ayuntamiento el mes pasado y entrará en vigor hoy.

La medida inusualmente estricta está ganando aplausos de los activistas por los derechos de los animales, gruñidos de los dueños de las tiendas de mascotas y desconcierto de todos los sectores sobre si se puede hacer cumplir. Los funcionarios de la ciudad, sin embargo, dijeron que era hora de tomar una posición.

“Necesitábamos enviar un mensaje contundente: las mascotas no son objetos”, dijo Cristina Bedini, una veterana de 11 años en la oficina de derechos de los animales. “Estamos diciendo que tener una mascota es una alegría, pero también un deber. La propiedad responsable es la única forma de luchar contra la crueldad ".

La regla de la pecera puede ganarle a Roma un premio humanitario del Fish Empathy Project de PETA, el grupo internacional de derechos de los animales, People for the Ethical Treatment of Animals.

"Roma ha ido más allá de todo lo que hemos visto en cualquier otro lugar", dijo la portavoz Karin Robertson en una entrevista telefónica. Para todos los animales, la nueva ordenanza de la capital italiana es más restrictiva que cualquier otra en Estados Unidos, dijo PETA en un comunicado.

Además de brindar protección a los peces, la medida requiere que los dueños de perros saquen a pasear a sus perros diariamente o enfrentar una multa de $ 625. También prohíbe la exhibición de mascotas a la venta en los escaparates de las tiendas y otorga reconocimiento legal a los famosos de Roma. gattare, las "señoras de los gatos" que alimentan a un ejército de perros callejeros.

También está prohibido: estranguladores y collares eléctricos y, para perros y gatos, quitar las uñas y cortar las colas y las orejas por motivos estéticos.

"Roma ha dado un paso histórico por los derechos de los animales", dijo Gianluca Felicetti, activista de una de las principales organizaciones de bienestar animal de Italia. “Ayudará a la gente a saber que los animales tienen derecho al respeto y a sus necesidades etológicas”.

Bedini y los funcionarios de la ciudad se reunieron con la policía para discutir la ordenanza y cómo hacer que se obedezca, y un equipo de policías callejeros se someterá a una capacitación especializada para comprender mejor las necesidades de los animales. Incluso los oficiales de policía con frecuencia no reconocen el maltrato animal, dijo Bedini, y se les debe enseñar lo que constituye maltrato.

Pero Italia es una tierra de muchas leyes y su propia forma de anarquía. ¿Puede la policía saber realmente si alguien le ha dado una vivienda adecuada a su pez dorado? ¿Y cómo se puede controlar realmente la frecuencia de los paseos de perros?

“Tenemos las leyes más hermosas del mundo y nadie las hace cumplir”, dijo Silvia Viviani, una soprano de ópera jubilada que cofundó el santuario de gatos Torre Argentina, un hogar para unos 250 perros callejeros. Es una de las 800 “colonias” de gatos estimadas en Roma que la nueva medida pretende proteger al prohibir que los proyectos de construcción desplacen a sus felinos residentes.

A pesar de sus reservas sobre la aplicación, Viviani elogió el estatuto. Solo deseaba que fuera más allá, para incluir la esterilización obligatoria de gatos y perros, algo, dice, que todavía se resiste en Italia debido al machismo.

Bedini dijo que la aplicación de la ley dependerá más de la educación que de la acción policial. Para atrapar a los infractores de la pecera, por ejemplo, "No creo que la policía vaya de puerta en puerta".

La conciencia de las mascotas es una cultura en evolución en Italia, dijo, y agregó que la ordenanza refleja una creciente sensibilidad entre los ciudadanos romanos hacia la difícil situación de sus amigos de cuatro patas, sin patas, con aletas, alados y evolucionados.

Bedini señala con orgullo que los refugios aquí ya no sacrifican animales. Existe una ley nacional que penaliza el abandono de mascotas, y muchas ciudades tienen sus propias regulaciones de bienestar animal y funcionarios para hacerlas cumplir.

A pesar de todo esto, muchos italianos que se cansan de las mascotas no dudarán en tirarlas al borde de la carretera. Los grupos de derechos de los animales estiman que las mascotas abandonadas en Italia incluyen 150.000 perros y 200.000 gatos.

Un mejor cuidado de los peces de colores, dijo Bedini, requerirá un cambio de mentalidad. A muchos padres les gusta que sus hijos jueguen a los juegos de carnaval que ofrecen mascotas como premios, lo que a su vez les enseña a cuidar a los seres vivos. Pero las condiciones son a menudo menos que deseables y la tasa de mortalidad es alta.

Enza Trapani, manicurista y madre, conoce las dificultades. Compró un pez dorado para su hijo de 8 años, Valerio, pero murió después de un par de semanas. Un segundo murió después de unos seis meses. Ella se rindió y ahora tiene una tortuga y un gato.


10 hechos sobre los fideos instantáneos, el alimento que ha salvado muchas vidas en S & # 8217pore

Para muchos de nosotros, los fideos instantáneos son un salvavidas sin ellos, nuestras noches estarían literalmente vacías, nuestra cocina vacía y nuestra vida incompleta.

Pero, ¿cuánto sabes realmente sobre los fideos instantáneos, aparte de que no son saludables?

¿Sabes que se necesitan horas para que los fideos se digieran en el estómago, o que en realidad hay una razón por la que se necesitan tres minutos para cocinarlos?

Si prefiere ver esto en su lugar, aquí & # 8217s un video que & # 8217 hemos hecho para este tema:

(Ya que estás aquí, suscríbete a nuestro canal de YouTube para ver más videos informativos, lah)

Aquí hay diez datos sobre los fideos instantáneos que debe conocer antes de cocinar sus próximos fideos instantáneos con estrellas Michellin en casa.

En su lugar, podría hacer que encienda su aplicación de entrega de alimentos #justsaying

Lo peor de los fideos instantáneos no son las calorías ni el glutamato monosódico

Todos hemos escuchado historias sobre lo poco saludables que son los fideos instantáneos, y la mayoría serían sobre el GMS o las calorías vacías (es decir, carbohidratos). Si bien estos son preocupantes, lo peor es en realidad el contenido de sodio.

Si no ha prestado atención durante las lecciones de ciencias, el sodio es básicamente sal.

Si bien depende de la marca de los fideos instantáneos, la mayoría de ellos tienen un contenido muy alto de sodio. Según HuffPost, un paquete de Nissin Top Ramen (no estoy seguro de si se vende en Singapur, pero de todos modos

) contiene la friolera de 1.820 mg de sodio.

¿Y adivina qué? No se recomienda que una persona ingiera más de 2300 mg de sodio al día.

En el mismo artículo, se menciona que otra marca tiene unos impresionantes 2.858 mg de sodio.

El consumo excesivo de sodio aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca, osteoporosis, accidente cerebrovascular, presión arterial alta y enfermedades cardíacas.

Así que la próxima vez, cuando busque ese paquete de fideos instantáneos, recuerde esto: está ingiriendo sal como si estuviera bebiendo agua pura.

Pasan horas antes de que puedan ser ingeridos.

La definición de video viral en Singapur es esta

¿Pero conoces otro video viral global?

Alguien puso una pequeña cámara dentro del estómago y resulta que se necesitan dos horas para ingerir los fideos instantáneos.

Tammy empezó a ver a su novio muerto después de un accidente. ¿Pero ella lo inventó? O hay algo más? Mira su historia basada en hechos reales aquí:

Este no es un avance científico, pero ha creado un gran revuelo en Internet hace unos años.

Después de todo, imagina esto: los fideos instantáneos que acabas de preparar hace una hora todavía están intactos en tu estómago. Asqueroso, de hecho.

Puedes comerlos crudos, pero realmente no se recomienda

Cualquiera que haya pasado por NS habría oído hablar de esto antes: no coma sus fideos instantáneos crudos, si no, los laosai (+ confinamientos + extras si se captura kana).

Entonces, ¿realmente no es aconsejable hacerlo?

Bueno, técnicamente, los fideos instantáneos ya están cocidos, tenerlos "crudos" no es un problema de salud, sino más bien de palatabilidad: simplemente no sabe tan bien.

En el sitio web de Nissin Food, tienen preguntas frecuentes sobre este tema. Aquí están la pregunta y la respuesta.

¿Es seguro comer los fideos Top Ramen sin ponerlos primero en agua hirviendo?

Algunas personas han descubierto que disfrutan del Top Ramen como bocadillo, al igual que las papas fritas. Los fideos se parten y se comen directamente del paquete o se espolvorean sobre ensaladas. Dado que los fideos ya están cocidos, es totalmente seguro comerlos de esta manera.

Efectos a largo plazo de consumir demasiados fideos instantáneos

Bien, todos sabemos lo poco saludable que es, pero ¿cuáles son exactamente las consecuencias?

Los estudios han demostrado que comer demasiados fideos instantáneos aumenta las posibilidades de síndrome metabólico, que, en términos generales, incluye enfermedades cardíacas, diabetes y accidente cerebrovascular.

El estudio, publicado en The Revista de nutrición, muestra que si uno come dos o más porciones de fideos instantáneos por semana, esas posibilidades aumentarían

Supongo que muchos de ustedes están descargando la aplicación de entrega de alimentos ahora. Si es así, consulte esta guía.

Los fideos instantáneos causan más daño a las mujeres que a los hombres

Aquí hay una conclusión interesante: los fideos instantáneos son sexistas

No, no estamos hablando del color del empaque que parece atraer solo a un género, sino de los efectos en la salud a largo plazo que tiene.

Verá, según un estudio de la Universidad de Harvard, las mujeres tienen un 68% más de riesgo de síndrome metabólico si comen fideos instantáneos dos veces por semana.

Los científicos no están seguros de por qué es así, pero algunos de ellos piensan que los resultados podrían deberse a que las mujeres informan su dieta con mayor precisión o que cuentan las porciones con mayor precisión.

Las investigaciones muestran que costará 140 dólares al año si preparas fideos instantáneos para cada comida.

No sé por qué alguien haría esto, pero aquí hay algo interesante: si preparas fideos instantáneos para cada comida durante un año, solo te costará USD $ 140.

Pero, por supuesto, los costos médicos que lo acompañan no están incluidos, lah.

Por otra parte, ahora que lo pienso, es realmente barato. SGD $ 184 por un año leh.

Se llama fideos de taza en lugar de fideos de tazón porque Nissin inventó los fideos de taza y los quitó en 1971.

A los singapurenses nos gusta llamarlo 杯杯 面 aunque esto es obviamente un cuenco.

Es porque en 1971, Nissin inventó esto y se llama Cup Noodles.

Otros fabricantes comenzaron a cambiar la forma, pero el nombre 杯杯 面 se quedó.

Bueno, al menos en Singapur / Malasia lah.

Porque en otras regiones lo llaman de otra manera. Sigue leyendo.

El & # 8220 término correcto & # 8221 para usar es fideos instantáneos. Los estadounidenses lo llamaron ramen, mientras que los habitantes de S'por y los malasios lo llamaron Maggi Mee.

Algunas personas lo llaman Instant Noodles, algunos lo llaman Instant Ramen, mientras que los singapurenses y los malasios lo llaman Maggie Mee.

Verá, en realidad se trata de lingüística.

En los EE. UU., Lo llamaron ramen instantáneo porque se parece al ramen japonés, aunque técnicamente no es ramen japonés.

En Singapur y Malasia, lo llamamos Maggi Mee, incluso si la marca es diferente, porque la generación anterior lo llama así.

Entonces, si estás en el extranjero, no le digas a nadie que anhelas a Maggi Mee: podrían llamar a Maggie.

La vida útil de los fideos instantáneos no es larga, de solo 4 a 12 meses.

Muchos de nosotros tenemos esta idea errónea: dado que son fideos instantáneos, pueden durar para siempre en nuestro gabinete.

Su vida útil es en realidad de solo 4 a 12 meses, por lo que si hay un apocalipsis zombie en Singapur ...

En realidad, es mejor almacenar alimentos enlatados en lugar de fideos instantáneos.

Los rumores dicen que la razón por la que tomó 3 minutos es esta

De acuerdo, esto es puramente un rumor, pero si lo piensas, tiene mucho sentido.

¿Alguna vez te has preguntado por qué se necesitan tres minutos para cocinar un paquete de fideos instantáneos? Diablos, es lo mismo incluso para 杯杯 面, cuando el agua está caliente y no hirviendo

No tiene sentido, ¿verdad? Quiero decir, se inventó en 1958, por lo que debe haber habido mucha I + D + i para reducir el tiempo de cocción.

Bueno, es porque supuestamente no querían.

You see, rumours have it that companies once did an experiment: They have a 1-min instant noodles, and because it’s so fast, people didn’t buy it as they somehow didn’t feel hungry seeing it.

3 minutes is the perfect timing, as it makes the person hungry during that 3 minutes of waiting.

You see, that 3 minutes aren’t for you to cook the noodles: It’s for you to get hungry, even if you’re not.

So, there you have it, ten facts about instant noodles. Now, we’re not trying to tell you not to have instant noodles.

Instead, have them in moderation.

Because anything in excess is always unhealthy. You do know that, don’t you?


Carl's Jr. Super Bowl Ad Cooks Up Controversy

Some say the racy Carl's Jr. commercial is more for buns than burger.

Carl's Jr. Super Bowl Ad Cooks Up Controversy

— -- Carl's Jr. released its super-sexy Super Bowl commercial this week and the shock ad starring a scantily-clad model is already inciting a fiery reaction online.

It's not clear until 28 seconds into a new 42-second commercial that it's an ad for the fast-food company’s new all-natural burger. The spot focuses on a buxom woman eating a hamburger and drawing stares -- and people are already talking, but not so much about the grass-fed beef.

One person tweeted, "Just saw a preview of Carl's Jr. commercial for Super Bowl. Now I need a cigarette."

Another Twitter user posted, "Setting feminism back four decades."

Carl's Jr.'s ad play is no surprise to industry experts, who say the brand is catering to a male audience.

"I think everyone knows what Carl's Jr. is all about," AdWeek editor Lisa Granatstein told ABC News' "Good Morning America." “Those ads aren't going after women, they're going after men. They are not afraid of the controversy. The more controversy the better.”

While some question if viewers are losing their appetite for raunchy during the big game, Granatstein says it’s a “win-win.”

"They get more clicks on YouTube, they get more social media. It's a win-win for them. I don't think they care one way or the other what women think about these ads,” Granatstein said.

Carl's Jr. regularly banks on the "sex sells" philosophy for its edgy multi-million-dollar Super Bowl campaigns. Previous commercials featuring Kate Upton, Paris Hilton and Heidi Klum have been so racy, they prompted critics to create the hashtag #WomenAreMoreThanMeat.

While many have called foul on other Super Bowl ads for being too sexy, last year the trend seemed to lean toward the clever or cute, such as an ad showing Budweiser's popular Clydesdale horse making friends with a puppy.

"A lot of advertisers have backed away from sexy, raunchy advertisements," Granatstein said.

This year's early roster suggests some companies may be toning down the shock value. The new commercial for GoDaddy is expected to show a tamer and fully-clothed scene with Danica Patrick, complete with an adorable puppy.

As for Carl’s Jr., it seems it is sticking to the original recipe of more buns than burger.

The regional ad will not air nationally on Super Bowl Sunday, but will be seen mostly in Western states (plus, online and in social media feeds).

“Do these ads work for selling burgers? Possibly, but what it really does is put Carl's Jr. on the map and make them a nationally known brand,” Granatstein said.

A representative from the parent company of Carl's Jr. told ABC News the ads don’t show anything you wouldn't see at the beach and that they don't cross the line, but they like to get right up to it.


Cooking: Gwyneth Paltrow’s ‘It’s All Easy,’ and More

If dusting off the grill, dining al fresco and finally scoring a pint of tiny, jewel-like strawberries hasn’t gotten you pumped enough for warm-weather eating, this season’s cookbook lineup should seal the deal. Chefs, celebrities and the usual crop of vegetable evangelists weigh in with ideas for optimizing our spring awakenings, whether your idea of home cooking is preparing simple, fresh meals inspired by the local farmers’ market or experimenting with the regional cuisines of faraway kitchens. (P.S. Wherever you end up, be sure to get some cabbage. There will be kimchi.)

Anyone in need of a crash course on food that is Very Right Now will find it in IT’S ALL EASY: Delicious Weekday Recipes for the Super-Busy Home Cook (Goop Press /Grand Central, $35), by Gwyneth Paltrow with Thea Baumann. All the Instagram superstars are here — socca pizzas, açai bowls, avocado toasts, spiralized zucchini, ramen, cauliflower and kimchi “fried rice” — and they’re enlisted to help address the age-old dilemma: How do we find the time to prepare healthy, wholesome food for our families?

This is Paltrow’s third cookbook, but the first to be published by Goop, her lifestyle-website-turned-empire, where Baumann is the food editor. Unlike Paltrow’s last book, “It’s All Good,” which asked us to eschew all sorts of allergens and dietary evils (including tomatoes and yogurt), this one is grounded back on planet Earth. A good percentage of the recipes deliver on the fast part of the fast-and-fresh promise, and what makes them so appealing is the way Paltrow and Baumann elevate a simple dish without scaring anyone off.

Most of the time this is achieved with the addition of a hashtag-ready ingredient, like za’atar spices on the carrots or miso in the clam’s steaming broth. Sometimes it’s done with a twist on technique: Falafel is baked rather than fried a chicken won ton soup skips the fussy dumpling assembly, calling instead for noodles and ­ginger-and-scallion-spiked chicken meatballs. Whatever joke you want to make about an Oscar-winning actress weighing in on a you-and-me problem — too busy to cook — save it for después supper.

Also in the Instagram-ready category is THE LOVE & LEMONS COOKBOOK: An Apple-to-Zucchini Celebration of Impromptu Cooking (Avery, $35), by Jeanine Donofrio and her photographer husband, Jack Mathews, the Austin-based pair behind the book’s eponymous blog. You have to look pretty hard to find the moment where the author actually identifies the book as vegetarian, the assumption being that today’s evolved home cook, whether vegetarian, vegan, gluten-free or, to use Donofrio’s term, “meat-on-the-side-ian,” will be intrigued by plant-based meals and the prospect of experimenting with alternative ingredients to avoid animal products. (Chocolate mousse is made with avocados and almond milk a creamy fettuccine sauce with white miso paste and cashews.)

Anyone familiar with Donofrio’s blog knows her philosophy, and will feel right at home in the book’s bright, ­sunshine-flooded pages, where it seems as if happiness itself is tossed into every bowl of twirled asparagus shavings and seasonal salads. It’s very difficult to cook recipes like the coconut rice with brussels sprouts and the artichoke crostini with mint pesto and not make dramatic declarations along the lines of: Why don’t I eat like this every day? Donofrio will tell you that you can, as long as your pantry is stocked with the new basics (spelt flour, coconut oil, raw cashews) and as long as you have access to a farm market or a C.S.A. that will point you in the right direction if you just pay close enough attention. A new argument? No. One you’ll fall for anyway? sí.

What if you want to eat like Donofrio every day, but no one else at your house does? VEGAN, VEGETARIAN, OMNIVORE: Dinner for Everyone at the Table (Norton, $35), by Anna Thomas, addresses the very real issue of catering to the increasingly disparate needs of whoever happens to be joining you for a meal. Unlike Donofrio’s carefully curated recipes, Thomas’s collection feels encyclopedic, reminiscent of Deborah Madison’s “The Greens Cookbook,” a reference that provides valuable advice for all seasons. Thomas’s “The Vegetarian Epicure,” published in 1972, was one of the first books to make the case that vegetarian food could be enjoyed as opposed to endured, and though, more than four decades later, we need no convincing on that front, she’s still hammering the point home with inspired recipes like sweet-and-sour glazed beets or smoky, spicy, limey tortilla soup with black beans and avocados.

But the agenda this time around is less romantic, more strategic: How to make one meal fit all. We’ve heard this promise before, but with 150 recipes and menu plans for holidays big and small, it’s not an empty one. In spite of the book’s breadth, Thomas doesn’t overthink things, and her solutions have the rare quality of being both obvious and brilliant. Easy fish soup begins as easy vegetable soup, with flaky fillets and shrimp added only in the last five minutes, after the vegans have been served. The recipe for a quinoa salad tossed with smoked Gouda, cranberries and walnuts suggests topping individual servings with caramelized sausage coins to satisfy the omnivores. A mezze spread for guests (in a section entitled “No One Eats Mezze Alone”) includes a plate of baked kibbe alongside the traditional spread of grilled vegetables, tabbouleh and muhammara. Nothing there is tweaked or adjusted, a kind of serving that’s ultimately Thomas’s most effective strategy — that is, start with foods the whole table loves without condition. “Everyone eats the watermelon at the picnic,” she writes in her introduction. “It’s not the vegan watermelon, it’s just the watermelon.”

Given our current food culture, where cross-sectioned cauliflower “steaks” seem to get more attention than the rib-eyes they’re imitating, it was only a matter of time before THE VEGETABLE BUTCHER: How to Select, Prep, Slice, Dice, and Masterfully Cook Vegetables From Artichokes to Zucchini (Workman, $29.95) vino a lo largo. Its author, Cara Man­gini, who runs the restaurant Little Eater in Columbus, Ohio, hails from a long line of traditional Italian butchers but found her calling as “vegetable butcher” after working at Mario Batali’s Eataly in New York. In her ­information-jammed book, 10 years in the making, she wields her Japanese cleaver to chiffonade leafy greens and slices unsuspecting sunchokes into submission with a mandoline. She outlines selection and storage information, and itemizes what each vegetable’s ideal pairings might be. It’s not the sexiest of this spring’s crop, but for a certain kind of reader Mangini’s enthusiasm for the obscure and unsung can be addictive.

Ever found yourself at a late fall market intrigued by crosnes? (Pronounced “crones,” you might be happy to know.) Or stumped by yet another kohlrabi in your C.S.A. delivery box? Or wondering how to slice the base of a puntarelle into edible one-eighth-inch matchsticks? Mangini enlightens. There are conventional step-by-step recipes — all vegetarian — but her instructions for basic techniques (steaming, braising, roasting and so on) and “from the hip” recipe suggestions (without ingredient lists) are where the book’s value lies. Especially if your idea of a successful cookbook is one that teaches you lessons you can apply elsewhere, long after you’ve filed the book on the kitchen shelf.

There are two notable entries in the ever popular When Chefs Cook at Home category. Floyd Cardoz, the author, with Marah Stets, of FLAVORWALLA (Artisan, $29.95), sees it as his mission to introduce spice, dimension, heat and boldness into everything we cook in our family kitchens. Especially when those family kitchens include kids. Cardoz was nicknamed Spicy Man and Spice King in the various New York institutions where he worked the line and made his name (Lespinasse, Tabla, North End Grill), but the title he prefers is Flavorwalla. (The suffix “walla” in his native India indicates “expert.”)

Though there’s a subtle Indian accent to many of his dishes, Cardoz’s international influences are multiple, and his recipes run the gamut from throw-together-­after-work meals (stir-fried ground lamb and eggs shrimp curry with cauliflower) to more project-oriented showstoppers (an osso buco braised with warming spices killer pork carnitas with orange and chipotle that he developed for his El Verano taco stand at Citi Field). But it’s the tactical side of his chef brain that will resonate with the everyday home cook. When faced with feeding his two young sons, instead of caving to their preference for simple food, Cardoz decides to keep the protein bland and be adventurous with the flavoring of side dishes. (A straightforward sautéed spinach is boosted with ginger broccoli is pan-roasted and spiked with lime, honey and chile flakes corn is slathered with mayo and cotija cheese for his version of elote, a taqueria favorite.) He prizes efficiency, throwing tomorrow’s vegetables into the oven with tonight’s roast and swearing that the secret to fast weeknight meals is a gas grill (no pot to clean up) and a pressure-cooker, capable of yielding stews in under 30 minutes.

The 30-minute mandate isn’t a top priority for Claus Meyer, author of THE NORDIC KITCHEN: One Year of Family Cooking (Mitchell Beazley, $29.95), but he’s not apologizing. “The level of deliciousness” that these recipes represent “justifies the little bit of extra work,” he writes in his introduction. Though that “little bit of extra work” occasionally has you smoking homemade curd cheese, roughly a two-day project, to produce a single ingredient for a different recipe, you won’t mind once you sign on.

Shortcuts have never been the point for ­Meyer. The Danish food activist, perhaps best-known for cofounding Copenhagen’s Noma with René Redzepi, has set about redefining Nordic cuisine, believing that food is central to social change and to fixing his country’s lost connectedness with nature. (To New Yorkers, though, he’s probably better known for Grand Central Terminal’s new Nordic market.) Here he teaches us how to produce the smoky, pickled, intensely fresh flavors we now take for granted as Scandinavian signatures. Think raw salmon with lime, horseradish and garlic mustard lightly salted sea trout with cucumber and dill in (yes) smoked curd cheese dressing pan-fried mackerel with pickled tomatoes and rye bread toast.

Two new books aim to demystify Korean food for the American interested in exploring the cuisine beyond bibimbap. Both succeed, if in radically different ways. En KOREATOWN (Clarkson Potter, $30), Deuki Hong and Matt Rodbard gain accessibility by staying firmly grounded as they eat their way through the Korean neighborhoods of major cities across the country, interviewing chefs and photographing the clientele. Recipes and dishes, shot in situ, are interspersed with stories from the everyday enthusiast. The overall effect? You don’t have to have grown up with an emo (literally, “auntie”) in order to create or appreciate authentic Korean food in your own home.

“We didn’t want to write a book narrated by a whispering woman dressed in silks,” the authors write, and in case that point isn’t made clear, Rodbard starts off with an essay called “How a White Boy Jew From Kalamazoo Fell Hard for Korean Food.” He’s a food writer who discovered his obsession by way of a 2012 guidebook assignment, and his enthusiasm might remind you of that friend from college who could persuade you to do anything, no matter how many midterms you had to study for.

Hong brings the kitchen chops, having studied at the Culinary Institute of America and worked with luminaries like Jean-Georges Vongerichten and David Chang. In spite of that pedigree, this book is about as un-chef-y a chef book as you can get. Sure, many of the recipes require a trip to the Asian specialty store to track down bean pastes and various sauces, but once you’re stocked, you’re set. A favorite, dubu jorim (soy-braised tofu), is written in only two steps crispy-chewy kimchi jeon (kimchi pancakes) blessedly calls for pre-made Korean pancake mix, since almost all Korean restaurants apparently use it too. It’s serendipitous when authenticity and simplicity overlap.

COOK KOREAN! A Comic Book With Recipes (Ten Speed, paper, $19.99 available in early July), by Robin Ha, comes at Korean food from a different angle — from, wait for it, that of a woman named Dengki, dressed in silks. (Or, more accurately, in a traditional Korean hanbok.) Dengki is this culinary comic book’s fictional heroine — gently reminding us to put on gloves before we mix our kimchi or discussing the finer points of anchovy broth. We learn in three quick panels that Ha had never been the beneficiary of this kind of methodical teaching. She was too busy drawing comics to figure out how her mom’s authentic cooking found its way to the table every night: “She just waved her hands and the food magically appeared.” As a young adult, absent a wand, Ha found herself broke in Brooklyn, a long subway ride from Manhattan’s Koreatown and missing her mother’s food, so she began cooking for her friends, writing and drawing what she made. Ta-da: “Cook Korean!”

Though Ha isn’t the first to experiment with the culinary comic book angle, she’s certainly among the first, and part of the fun here is watching her play around with conventions. Beyond the innovation of the approach, it’s also supremely practical. You can actually see the particular cut of beef you need or how to peel and cut a daikon radish or what the gochujang container looks like. (Anyone who has found herself in an H Mart aisle, staring blankly at the floor-to-ceiling tubs of pastes labeled only in Korean, knows the value in this service.) Besides, it’s hard not to laugh every time Ha employs the classic comic book device “Meanwhile” in loopy letters. You’re half expecting to see “Back at the Bat Cave” instead of “Let’s Make Ongsimi!” For that alone, her book earns its place on the kitchen shelf.

Cooks who value history and context as crucial ingredients in their recipes will treasure TASTING ROME: Fresh Flavors and Forgotten Recipes From an Ancient City (Clarkson Potter, $30), by Katie Parla and Kristina Gill. Both authors are American transplants in the Italian capital — Gill, a photographer and writer, arrived in 1999 Parla, a journalist and food historian, in 2003 — and one of the book’s many strengths is its ability to translate several thousand years of the city’s cuisine for today’s reader and home cook. Whatever you do, though, don’t mistake this book for one more love letter to the flour-­covered nonna making amatriciana and ­cacio e pepe in the corner trattoria. (Though both recipes are represented deliciously.) Parla and Gill include the romanticized dishes you’d expect, but the fun here lies in their exploration of the city’s less-trodden paths, both journalistically and ­gastronomically. “We enjoyed . . . breaking down the stereotype that Roman food must be hypertraditional in order to be authentic,” they write, delighting in updated versions of Roman comfort food standbys: Spaghetti with anchovies and butter is reimagined as crostini hand-held trapizzinos, a tramezzino and pizza mash-up, ­invented within the last decade, is Rome’s answer to pizza-by-the-slice.

The authors cover some major territory here, culling the best of Rome from peripheral neighborhoods and downloading kitchen wisdom from both the city’s more innovative restaurants and generations-old institutions. A third-generation norcino (pork butcher) walks us through porchetta the renowned restaurateur Arcangelo Dandini shares secrets for achieving light, pillowy gnocchi (the potatoes must be the driest available) and, in a fascinating chapter devoted to the culinary history of the Roman Jewish ghetto, the authors include a recipe for almond and cinnamon biscotti, sold by the “endearingly grumpy ladies” in a “crowded spartan bakery.” Making them in your American kitchen is never going to be exactly the same, but this takes you about as close as you’re going to get.

15 More Cookbooks

Don’t mind the heat and can’t bear to leave the kitchen? Here are 15 more cookbooks to try:

AN. To Eat: Recipes and Stories from a Vietnamese Family Kitchen. By Helen An and Jacqueline An. (Running Press, $35.) A blend of Vietnamese, French and California cuisine from the West Coast restaurateur and one of her five daughters.

AROUND THE FIRE: Recipes for Inspired Grilling and Seasonal Feasting From Ox Restaurant. By Greg Denton and Gabrielle Quiñónez Denton with Stacy Adimando. (Ten Speed, $32.50.) Year-round, Latin-American-inspired grilling from the popular Portland, Ore., restaurant.

BROOKLYN RUSTIC: Simple Food for Sophisticated Palates. By Bryan Calvert with Tammy Walker. (Little, Brown, $30.) The chef behind James restaurant in Prospect Heights shares recipes from the hip borough’s “artisanal revolution.”

COOKING WITH LOULA: Greek Recipes From My Family to Yours. By Alexandra Stratou. (Artisan, $29.95.) An Athens-based chef pays homage to the cook who ruled her family’s kitchen and taught her the classics of Greek cuisine.

DIVA Q’S BARBECUE: 195 Recipes for Cooking with Family, Friends and Fire. By Danielle Bennett. (Appetite/Random House, paper, $24.95.) Casual backyard recipes from the host of the BBQ Crawl television show.

EATING IN THE MIDDLE: A Mostly Wholesome Cookbook. By Andie Mitchell (Clarkson Potter, $27.99.) Mitchell is best known for her memoir about her struggle with obesity, “It Was Me All Along.” Now she shares some of the recipes that helped her lose weight, and keep it off.

THE FARMETTE COOKBOOK: Recipes and Adventures From My Life on an Irish Farm. By Imen McDonnell. (Roost, $35.) Modern Irish recipes culled from the American food and lifestyle columnist’s popular blog, Farmette.

K-FOOD: Korean Home Cooking and Street Food. By Da-Hae and Gareth West. (Mitchell Beazley, $24.99.) A Korean chef and her British husband, founders of the street-food company Busan BBQ, use their recipes to blend Korean and Western flavors.

MALIBU FARM COOKBOOK: Recipes From the California Coast. By Helen Henderson. (Clarkson Potter, $40.) The Swedish-born chef at the popular Southern California restaurant — which now has outposts in Florida and Hawaii — celebrates fresh, organic local ingredients.

THE MIDDLE EASTERN VEGETARIAN COOKBOOK. By Salma Hage. (Phaidon, $39.95.) A culinary memoir with over 140 dishes, many of them vegan or gluten- free, from the author of “The Lebanese Kitchen.”

MY KITCHEN IN ROME: Recipes and Notes on Italian Cooking. By Rachel Roddy. (Grand Central Life & Style , $28.) A food blogger (Rachel Eats) and columnist (for The Guardian), Roddy is a Londoner who now makes her home in Italy.

THE PORTABLE FEAST: Creative Meals for Work and Play. By Jeanne Kelley. (Rizzoli, $35.) Clever suggestions for picnics, school or office lunches and meals al fresco from a longtime contributor to Bon Appétit and the food section of The Los Angeles Times.

SAVOR: Rustic Recipes Inspired by Forest, Field, and Farm. By Ilona Oppenheim (Artisan, $29.95.) The Swiss graphic designer and photographer, who now lives in Miami and Aspen, offers a lavishly illustrated collection of recipes for fresh, healthy eating.

SIROCCO: Fabulous Flavors From the Middle East. By Sabrina Ghayour. (Clarkson Potter, $30.)The popular host of Sabrina’s Kitchen, a supper club in London, continues the “culinary cultural blending” she began in “Persiana.”

THE WURST OF LUCKY PEACH: A Treasury of Encased Meat. By Chris Ying. (Clarkson Potter, $26.) A world tour of sausages, from the Balkans to Bavaria to deepest Queens.


Ver el vídeo: Publicidad Sexista. Derechos Humanos. (Mayo 2022).